noviembre 26, 2022

Mayor digitalización permitiría crear más de 122 mil empleos en el país

El documento señala que un incremento en los niveles de digitalización en un 10% en Bolivia, reduciría en un 2,2% la tasa de desempleo.

Un estudio académico sostiene que el incremento en los niveles de digitalización en un 10% en Bolivia podría reducir en un 2,2% la tasa de desempleo, es decir, insertaría a 122 mil personas al mercado laboral formal, además de repercutir positivamente en otros sectores de la macro y microeconomía, explicó ayer el experto Raul Katz.
Sostuvo que la pandemia y la recesión global han desgastado notablemente la economía boliviana, sobre todo en 2020; sin embargo, actualmente el país se encuentra en una franca recuperación y un sector que puede convertirse en el trampolín del crecimiento; es el de las telecomunicaciones, a través de la digitalización.
Según el informe del experto Phd Raul Katz, del Massachusetts Institute of Technology (MIT), que elaboró el informe denominado “El papel de la economía digital en la recuperación económica de Bolivia”, la tasa de desempleo en 2020 se situaba en 8,3%, por lo que un incremento en la digitalización reduciría este porcentaje a 6,2%; tendría un impacto directo en la reducción de la pobreza. Asimismo, la digitalización tiene un efecto multiplicador sobre otros sectores: como la producción, el comercio internacional, la logística, entre otros.
“Más allá de cómo contribuye la digitalización en un contexto de pandemia, el impacto de la misma al PIB, la productividad y la creación de empleo en condiciones normales es significativo, con lo cual esta representa un factor clave en la futura recuperación económica del país”, sostiene el informe.
Otro punto que toca el experto es el incremento del PIB per cápita como producto de la digitalización de los usuarios. De esta forma indica que, si los usuarios de banda ancha fija crecen en un 10%, esto impacta inmediatamente en el PIB per cápita aumentando un 2%. Lo mismo pasa cuando los usuarios de banda ancha móvil crecen en el mismo porcentaje, repercutiría también en el PIB per cápita en un 2,8%.
“La magnitud de tales impactos es superior a la del promedio de países de la región, lo que implica la gran oportunidad para Bolivia” destaca.
En cuanto al Producto Interno Bruto (PIB), en Bolivia alcanzó a $us 36.800 millones en 2020, por lo que podría incrementarse hasta en casi $us 2.000 millones en caso de que se cumplan las métricas planteadas.
Por otra parte, el informe destaca un aspecto negativo que causa un severo daño a la economía formal y que debe ser tomado en cuenta: la piratería digital existente en Bolivia. Se calcula una pérdida de ingresos de $us 58,2 millones en 2018 (de proveedores de TV), de $us 29 millones (de programadores) y una pérdida de empleos que alcanza a aproximadamente a 1.000 puestos. Asimismo, los ingresos para el Estado Plurinacional boliviano de estos sectores se ven afectados por la evasión tributaria.
Por ello, Katz señala que los países que logran combatir con éxito a la piratería tienden a aumentar la oferta y diversidad de contenidos audiovisuales debido al aumento de inversión en producción local. Esto repercutiría en la reducción en el precio del servicio de TV cable y del acceso a internet, asociado al mismo.
Finalmente, el informe realiza una serie de recomendaciones de políticas públicas para poder alcanzar estas metas a corto y mediano plazo, que influirán directa e indirectamente a diversos sectores económicos de la sociedad y que repercutirá en el desarrollo macro y microeconómico del país. Katz considera como fundamental y como una gran oportunidad para Bolivia, el alcanzar un mayor nivel de digitalización como respuesta a las recesiones y bajos niveles de desarrollo económico.
Además, sugiere actualizar y adecuar la normativa sectorial a la era de la digitalización; promover incentivos a la inversión; fomentar alianzas de carácter público-privado en cuanto a inversiones de conectividad; estimular la competencia a través del marco normativo; promover mayor flexibilidad tarifaria y libertad comercial para el diseño de diferentes planes de servicios; desarrollar medidas efectivas para combatir la piratería; desarrollar planes de alfabetización digital; entre otros.

FUENTE EL DIARIO